SOBRE EL HORARIO Y LAS FORMAS HÍBRIDAS DEL PAGO POR TICKETS

Desde los sindicatos hemos venido criticando esta lacra que venimos arrastrando desde el siglo pasado en nuestro sector: el pago por clases o pago a destajo. Una práctica ilegal prohibida por todas las legislaciones laborales.

No cabe duda que la forma más descarnada, y que muchos profesores han sufrido, es aquella en la que se firma una nómina ficticia y se cobra exclusivamente por clase dada. Esto supone que no se cobran festivos, bajas laborales, caídas de la faena, no se tiene horarios y un largo etcétera con diferentes colores y sabores… Muchas veces, esta práctica empresarial se combina con la subcontratación de los profesores que en ocasiones están contratados por horas semanales o por media jornada en el mejor de los casos. Ya sabemos todos qué les ha pasado a estos compañeros durante esta crisis sanitaria. Que han cobrado un ERTE en proporción de su base de cotización mientras su empresario se ha beneficiado de las mismas ayudas que otros empresarios, sin hacer el mismo esfuerzo fiscal. Estos empresarios pirata, que son insumisos fiscales, han corrido a pedir las ayudas del Estado pa